Archivo de la categoría: Día 11

Maravilloso domingo!! Yuju!

Hoy ha sido un día muy, muy divertido! Ayer me dijo Okasan que hoy iría con la hija de una amiga suya a dar una vuelta por Osaka City. ¡Pero jamás pensé que Youko-neechan me caería tan bien!

Fuimos a un montón de sitios dentro de la ciudad. Para llegar tuvimos que coger dos trenes. ¡Mi primera vez cogiendo un tren! Iba rapidísimo, y eso que no era el shinkansen.

Durante el día de hoy he podido ver cosas muy curiosas. Una de ellas trata sobre las escaleras automáticas. La gente se divide en dos filas. A la derecha la gente que se queda quieta mientras la escalera sube, y a la izquierda la gente que tiene prisa y sube las escaleras corriendo. La verdad es que es bastante útil ya que te ahorras los continuos “perdon, lo siento, disculpe, con permiso” que conlleva subir todas las escaleras con prisa.

Pero es que los japoneses son ordenados hasta sin quererlo! Estabamos en la típica calle llena de tiendas y con un montón de gente, pues cuando me vine a dar cuenta ¡había dos colas formadas! La gente que iba hacia adelante iba por un lado, y los que iban en la otra dirección iban por el otro lado. La verdad es que era comodísimo, ¡estaba llenísimo el sitio! pero ni una vez tropece con alquien o tuvimos que “esquivar” a las personas, porque la gente que estaba a nuestro lado y delante iba hacia el mismo camino.

Youko-neechan y yo fuimos a un Game Center, y jugamos a un juego de tamborcitos, ahora no me acuerdo el nombre, ¡pero era  suuuper divertido!

Luego fuimos a ¡una tienda de discos, pelis, libros y mangas a segunda mano! Allí los mangas estaban baratísimos la verdad, ¡y prácticamente nuevos! Pero mucho de ellos no tienen furigana así que no puedo leerlos en su totalidad. ¡¡Sin embaaaaargo, encontré varios mangas que sí tenían!! Y, obviamente, me los compré >__< (yo solo espero que quepa todo esto en la maleta).

Fuimos de nuevo a todo a cien, aunque esta vez sólo me compré una botellita de agua. ¡Por cierto, hablando de agua! Almorzamos en el Mcdonal, y estaba buscando el agua en la carta pero no había… ¡¡es que también es gratis!! ¡Incluso en el mcdonal! Flipé en colores…

Después de haber visto las tiendas y estar un buen rato caminando volvimos al tren. En la primera parada (tenemos que coger dos) hay una tienda cerca de anime y manga, y entramos. ¡¡Era enorme!! Había un montón de cosas, eso sí, todo caro. Los mangas no están tan caros, entre 4 y 8 euros. Pero todos esos juguetitos, juegos, dvd, cd… ¡carísimo! Los DVD (de anime) y los CD es impresionante lo caros que son. ¡Incluso en segunda mano son caros! Pero bueno. En la tienda de segunda mano me compré La Cenicienta en japonés (estaba a cinco euros), pero después estaba (también segunda mano) un DVD de una peli de anime a 32 euros… ¡segunda mano, ojo!

Curiosa farola… ajjajja

Y bueno, después cogimos el segundo tren y volvimos a casa. Comimos todos juntos en casa de Okasan, y al terminar Youko-neechan y yo fuimos a mi cuarto y estuvimos viendo tonterías en el ordenador y haciendo el tonto. También le enseñé el blog. ¡La verdad es que me lo pasé genial! Al cabo de unas dos horas se fue ¡¡pero volveremos a vernos!!

Sesión fotográfica de Lemon-chan jojojojo ¡está todo hecho un modelo!

La cena de hoy

Mata ashita!!! 😀

Anuncios