Día 13!!

Hoy he ido a almorzar con Okasan y sus amigas.

 

El almuerzo se celebró en una de las casas de las mujeres, que por cierto era enorme. La verdad es que fue bastante divertido. Y la comida estuvo muy rica.

Pero después de comer me entró el sueñecito y para despejarme me hice una autosesión fotográfica!! (en verdad me saqué miles, pero pongo estas dos nada más para que no creáis que tengo algún problemilla mental… bueno, creo que en verdad lo tengo, pero da igual, mejor que no se entere nadie)

Pero no funcionó y a los pocos minutos me eché a dormir un rato ajajaj (las mesas son bajas, comemos de rodillas. Debajo de la mesa había una manta así que me eché en el suelo, me tapé y me dormí).

Al llegar a casa di un paseo con Otosan y con Lemon-chan y fuimos hasta un bosque secreto.

¡¡Pero estaba lleno de mosquitos y se le pegaron en la cara al pobre Lemon!!

¡Dios, el viaje fue agotador! No tanto por el trayecto (cuarenta minutos) sino por el calor y la humedad insoportable que ha hecho hoy. Esta es mi expresión en el punto álgido de la desesperación veraniega.

Lemon también acabó agotadooo!!

Al llegar a casa me puse a jugar a Angry Birds (un juego del iPad, otro maldito vicio), estudié un poco de Kanji y leí la revista de mangas.

Al cabo de un rato cenamos, y….. ¡¡Esta parte va dedicada a mi Medio-Takoyaki!!! >__<

*me acordé muchooo de tiii, hemos hecho esta cena en tu honor*

Bueno, pues  eso, que hoy hemos cenado ¡¡takoyaki!! Son bolitas hechas con una masa parecida a la harina, pero mucho más sabrosa y dentro hay un trocito de pulpo!! Mmmmmmm

Y bueno,esto es todo por hoy. ¡¡Estoy agotadísima!! Son las 23:12 y mañana me levanto a las 6:00!! ¡¡Adelanto que me voy a Nara, una de las antiguas capitales de Japón!! (también lo fue Kyoto). Así que mañana tendréis fotos de un precioso lugar y no de mi intentando vencer al sueño!!

Besos y hasta mañana!! ¡¡Mata ashita!!

 

12 días en Osaka!

¡¡¡¡Hoy he ido a un onsen!!!!!!

¡Iiiiiiincreíble!

¿No sabéis que es un onsen? Entonces ¡no sabéis lo que es vivir!

Como ya he explicado en otras entradas, en Japón el baño es algo praticamente sagrado. Un placer para el cuerpo. Los onsen son aguas termales. Y estas aguas termales son una tradición en Japón. Desde hace cientos y cientos de años se viene dando.  En otras partes del mundo sería como un balneario, pero en verdad la diferencia es grande. Los hay naturales (de origen volcánico) y artificiales.

También hay diferentes tipos, desde onsen excavados en la montaña hasta pequeños onsen dentro de la ciudad (a ese es a donde fuimos).

Primero y antes que nada (por supuestísimo) te quitas los zapatos al entrar al edificio donde está el onsen.

(una máquina expendedora. ¡Fanta de uvas!)

Luego vas y eliges la modalidad que quieres (con masaje, sólo onsen, etc.) Okasan y yo elegimos solo onsen. Después entras en el vestuario, te despelotas y guardas las cosas en un casillero.

¡Y ya puedes entrar! Pero ¡ojo! puedes entrar al lugar, pero no al onsen. Todavía no. Antes de entrar al onsen debes ¡ducharte, por supuesto! Hay un montón de filas donde está una sillita y una pequeña ducha, grifo y una garrafa. Es muy común en Japón frotar la espalda a tu madre, tu hija, tu amiga, tu novio, novia, etc. etc. Incluso en las propias casas, si madre e hija se bañan juntas deben frotarse la espalda una a la otra. Okasan me frotó la espalda (con una toalla mojada y con jabón) y luego yo a ella. ¡¡Ah, parecía un masaje!!

Después de estar bien lavaditas ¡¡entramos a los onsen!! Había onsen interiores y onsen exteriores (por cierto, para los que se extrañen, no dijo “onsenes” porque en japón el plural no existe. Así que es un onsen, dos onsen, mil onsen. Es por ello que no conjugo la forma del plural). Primero entramos a los onsen interiores y luego a los exteriores. No pude sacar fotos porque queda un poco pervertido ponerte a fotografiar un lugar lleno de mujeres desnudas… Pero he buscado en internet fotos que se parezcan al lugar donde fui.

(Esto sería el lugar donde te aseas)

Onsen interior

Onsen exterior

Hubo una parte que me gustó un montón: en el lugar también hay sauna. Pues entré en una que estaba  a 87º ¡un calor insoportable! Creo que no llegué a los 5 minutos. Ni Okasan ni yo. Al salir de la sauna, justo al lado de la puerta, hay un onsen con agua fría (23º), pues ¡¡allí me tiré directamente!! Uaaaaaaa, que pasada!!! Okasan no se metió jajajaja decía que estaba muy fría, así que con un cubito se fue echando agua por el cuerpo. ¡Fue super refrescante! Esa fue la ultima parte, luego ya volvimos al vestuario, nos secamos, vestimos y ¡a comer!

(recién salida del onsen) *o*

¡¡A comer!!!

Esta vez comimos italiano, en un restaurante especializado en pasta. Spaguetti a la boloñesa! Estaba muy rico!! Por cierto, como siempre digo el agua gratis, pero esta vez ¡¡el caldo de primer plato también era gratis!! Y además podías repetir todas las veces que quisieses… si es que… ¡¡a ver si aprenden los restaurantes de España!!

Después de comer llegó la despedida con DAISO!! (Daiso es el nombre del todo a cien). Hoy fue mi ultimo día. Ya compré todo lo que quería y si vuelvo una vez más volveré a comprar demasiadas cosas así que mejor dejarlo ya jajajaja

Por la tarde vinieron Hiroshi-san y Nana-chan para cenar. Estuvieron aquí hasta casi las 10 de la noche. ¡¡El bebé de Nana-chan se movió un montón!! ¡¡Ay, mi ilusionó!! Le toqué la barriguita y notaba cómo se movía, además también se podía ver cómo se levantaba un poquito la ropa. ¡Menuda fuerza! Ya lo he dicho pero lo vuelvo a repetir ¡¡la barriga de Nana-chan es preciosa!! ¡¡¡Vaya viaje más bonito el de ser mamá!!! Hiroshi-san y Nana-chan están muy emocionados, ¡¡pronto nacerá el bebé!! >___<

Esta fue la cena de hoy

Y eso ha sido todo por ello ¡¡hasta mañana!! ¡¡Mata ashita!!

PD: creo que no me va a caber todo en la maleta…. -.-

PD2: ODIO LOS MOSQUITOS!!! Tiene mi cuerpo torturado… T_T

Maravilloso domingo!! Yuju!

Hoy ha sido un día muy, muy divertido! Ayer me dijo Okasan que hoy iría con la hija de una amiga suya a dar una vuelta por Osaka City. ¡Pero jamás pensé que Youko-neechan me caería tan bien!

Fuimos a un montón de sitios dentro de la ciudad. Para llegar tuvimos que coger dos trenes. ¡Mi primera vez cogiendo un tren! Iba rapidísimo, y eso que no era el shinkansen.

Durante el día de hoy he podido ver cosas muy curiosas. Una de ellas trata sobre las escaleras automáticas. La gente se divide en dos filas. A la derecha la gente que se queda quieta mientras la escalera sube, y a la izquierda la gente que tiene prisa y sube las escaleras corriendo. La verdad es que es bastante útil ya que te ahorras los continuos “perdon, lo siento, disculpe, con permiso” que conlleva subir todas las escaleras con prisa.

Pero es que los japoneses son ordenados hasta sin quererlo! Estabamos en la típica calle llena de tiendas y con un montón de gente, pues cuando me vine a dar cuenta ¡había dos colas formadas! La gente que iba hacia adelante iba por un lado, y los que iban en la otra dirección iban por el otro lado. La verdad es que era comodísimo, ¡estaba llenísimo el sitio! pero ni una vez tropece con alquien o tuvimos que “esquivar” a las personas, porque la gente que estaba a nuestro lado y delante iba hacia el mismo camino.

Youko-neechan y yo fuimos a un Game Center, y jugamos a un juego de tamborcitos, ahora no me acuerdo el nombre, ¡pero era  suuuper divertido!

Luego fuimos a ¡una tienda de discos, pelis, libros y mangas a segunda mano! Allí los mangas estaban baratísimos la verdad, ¡y prácticamente nuevos! Pero mucho de ellos no tienen furigana así que no puedo leerlos en su totalidad. ¡¡Sin embaaaaargo, encontré varios mangas que sí tenían!! Y, obviamente, me los compré >__< (yo solo espero que quepa todo esto en la maleta).

Fuimos de nuevo a todo a cien, aunque esta vez sólo me compré una botellita de agua. ¡Por cierto, hablando de agua! Almorzamos en el Mcdonal, y estaba buscando el agua en la carta pero no había… ¡¡es que también es gratis!! ¡Incluso en el mcdonal! Flipé en colores…

Después de haber visto las tiendas y estar un buen rato caminando volvimos al tren. En la primera parada (tenemos que coger dos) hay una tienda cerca de anime y manga, y entramos. ¡¡Era enorme!! Había un montón de cosas, eso sí, todo caro. Los mangas no están tan caros, entre 4 y 8 euros. Pero todos esos juguetitos, juegos, dvd, cd… ¡carísimo! Los DVD (de anime) y los CD es impresionante lo caros que son. ¡Incluso en segunda mano son caros! Pero bueno. En la tienda de segunda mano me compré La Cenicienta en japonés (estaba a cinco euros), pero después estaba (también segunda mano) un DVD de una peli de anime a 32 euros… ¡segunda mano, ojo!

Curiosa farola… ajjajja

Y bueno, después cogimos el segundo tren y volvimos a casa. Comimos todos juntos en casa de Okasan, y al terminar Youko-neechan y yo fuimos a mi cuarto y estuvimos viendo tonterías en el ordenador y haciendo el tonto. También le enseñé el blog. ¡La verdad es que me lo pasé genial! Al cabo de unas dos horas se fue ¡¡pero volveremos a vernos!!

Sesión fotográfica de Lemon-chan jojojojo ¡está todo hecho un modelo!

La cena de hoy

Mata ashita!!! 😀

10 dias en Japón

Hoy hemos ido al Osaka-jo (el castillo de Osaka). Es un poco tarde y me estoy cayendo de sueño así que ¡seré  breve!

Salimos de casa sobre las 10:00 de la mañana. Vivimos a las afueras de Osaka por eso tardamos una hora en llegar hasta la ciudad (donde está el castillo). Comimos por los alrededores, mi almuerzo se llama “Tamagoudon” 😀

Después de almorzar fuimos al castillo. Ya sólo por las imágenes os podéis hacer una idea de lo bonito que era. ¡Precioso!

(por 3€ te ponías el kimono por encima y podías sacarte unas fotitos!)

Al terminar nuestro tour por el castillo fuimos a un museo de la historia que estaba al lado. ¡También otra preciosidad! Aunque  no podía sacar fotos (igual que en algunos templos tampoco se puede sacar fotos).

Y después de la visita al museo fuimos a casa de Nana-chan y Hiroshi-san (el hijo de Okasan, y su mujer). Cenamos con ellos en un restaurante cerca de su casa. ¡¡Carne!! ¡¡Qué rico!! Pero sobretodo ¡¡me encanta el arroz!!

Y bueno, después de vuelta a casa (otra hora en coche). Ha sido un día agotador, me gustaría escribir mejor todo lo que ha pasado pero es tardísimo ;_; A veces 24 horas no son suficientes para un día. Ahhhh

Besoss!! Hasta mañana!!

Día 9 :D

Hoy hemos visitado la tumba de uno de los emperadores de Japón. ¡Es la tumba más grande del mundo! No se puede entrar dentro, así que sólo pude sacar fotos desde fuera.

(lo verde gigante en la foto es la tumba. Cerca del lugar hay un edificio donde en la última planta puedes ver la enorme tumba junto con otras más pequeñas. Es una especie de mini museo, también hay una pequeña recreación del lugar)

Antes de visitar la tumba fuimos a comer ramen ¡¡Yuju!!

Como siempre, el agua gratis. ¡Un enorme vaso con hielo y agua fresca! Y además, en este sitio te regalan al final una bolita de helado. También era muy divertido porque cada vez que entraba alguien todos los empleados decían “Bienvenido” y cada vez que salían “Muchas gracias”. Con nosotros también lo hicieron.

Después nos tomamos un yakimochi. Es un dulce muy famoso en Japón y estaba ¡¡¡riquísimo!! Es muy muy dulce, y tiene hielo triturado. Ayyy, qué rico estaba!!

Había un pequeño jardín con pescados “Koi”.

Y después fuimos a un lugar donde vendían diversas cosas, pero principalmente lo importante era cómo cocinar el pescado. Es decir, la tienda estaba especializada en cuchillos para pescaditos. Había también comida tradicional de Japón y pequeñas tonterías. En el piso de arriba había un exposición de cuchillos enoooormes

Los que salen en las fotos eran los más grandes. Y sí, son para cortar diferentes tipos de pescados… ¡vaya con los pescaditos!

Y después fuimos…¡¡de nuevo a todo a cien!! Dios….yo espero que me quepa todo en la maleta… ¡Es un vicio, ese lugar es el pecado personificado!

Okasan y yo ^_^

Chicas colegialas en bici!

Una niñita también colegiala…. ¡¡Kawaii!! Qué cosita más mona >.<

La cena de hoy *o*

Queso blanco con miel de La Palma. ¡¡El queso blanco lo traje yo!! Ellos ya tenían la miel. ¡¡Qué rico estaba!! 😀

¡¡¡¡Obaachan y yo !!!!

Por cierto, Obaachan tiene más de 90 años y aún así cocina, dobla la rompa, lee el periódico y hace manualidades preciosas. Además, ciertos días a la semana va con un grupito (también de abuelitos y abuelitas) a visitar lugares de la ciudad. La vienen a recoger en su minibus privado y va con todos sus amigos. Por su puesto la visita está guiada por personas que se encargan de cuidarlos. Hoy mismo, en el edificio donde estabamos para ver la tumba vi un pequeño grupo de ancianitos con chicos jóvenes que iban con ellos. En Japón hay muchas maneras de entretenerse para todas las edades.

¡¡Y esto es todo!! Nos vemos mañana. ¡¡Besos!!

:3

Octavo día!!

Hoy ha sido un día muy tranquilo. Por la mañana nos quedamos en casa y después de comer fuimos a ¡¡la tienda de todo a 1€!! Volví a comprar un montón de cosas ¡es que es todo tan barato!

También me compré una camisa en una tienda preciosa.

Después de estar un buen rato en el Hyakuen (el todo a cien yenes) fuimos a comprar la comida para la cena. Y no pude resistirme y me compré tres  revistas, aunque de diferente género de la que tengo (la que tengo es Yaoi, y las que compré nuevas son Shoujo). Peeeeero, cuando las abrí (porque vienen cerradas) me di cuenta que no tienen furigana. El furigana es lo que ponen los japoneses sobre los Kanjis (símbolos chinos) para definir la lectura. Se suele poner en los libros y mangas para niños o menores de 18 años. Estas revistas son para chicas jóvenes (mayores de 18) pero pensé que tendría furigana porque la revista que tengo no es para menores que digamos, y aún así tiene furigana. Pero bueno… seguramente de aquí a unos 5 años podré leerla… ahhhhhhh ¡¡Maldita sea!! ¡¡Me esforzaré para poder leerlas cuanto antes!!

Luego fuimos a casa, estuve un rato en el cuarto, leyendo, en el ordenador y esas cosas. Después ayudé a Okasan a hacer la comida y al terminar nos pusimos a ver un programa super divertido (en el cual participaba mi amado Matsumoto Jun).

Por cierto, como curiosidad decir que en Japón siempre, SIEMPRE, va antes el apellido y luego el nombre. Estés con tus amigos, con tu hermana, tu tía o tu abuelo. Primero va el apellido y luego va el nombre. Así que cuando digo por ejemplo “Matsumoto Jun”, el nombre es “Jun” y “Matsumoto” es el apellido.

Y ya está, como veis no ha sido un día muy movidito. ¡Pero la verdad es que viene bien un descanso de vez en cuando!

¡¡Mata ashita!!

Una semana en Japón!! >.<

¡Hoy ha sido un precioso día! Ademàs, ¡muy bien aprovechado!

A las 7:00 de la mañana ya estaba despierta. Hablé un poco con los familiares por Skype, desayuné, me vestí y salimos rumbo a un parque nacional (Koyasan). Koya-san es una enorme montaña donde hay monumentos históricos como tumbas, templos, etc.

Sin embargo, antes de ir al Koya-san, pasamos a recoger a la hermana de Okasa, Yoshiko-san, ya que venía con nosotros. En un principio íbamos a ir al Castillo de Wakayama, pero se cambiaron los planes.

(Por el caminó me tomé té verde frío) 

Estuvimos un rato en casa de Yoshiko-san, donde tomamos un tentempié y…. ¡¡probé un pedazo de sillón masajeador!! Creo que con tan sólo ver la cara adivináis como fue.

 

Al rato cogimos el coche y nos fuimos al Koya-san.

Primero estuvimos en la entrada de un templo enorme, pero allí sólo estuvimos unos minutos. Paramos con el coche para verlo y ya está. También pertenece al koya-san, pero es que es tan inmenso que había que seleccionar la ruta porque todo es imposible verlo en un día.

Y ya por fin llegamos a nuestro destino. Como curiosidad decir que mire por donde mire ¡siempre hay aparcamiento! Las ciudades están bastante bien hechas y siempre hay parking (de pago) o aparcamientos por todos lados. Algunos parkings son tan sólo de ocho coches, pero están por todos los rincones así que siempre hay alguno libre.

Esta fue la primera ruta que hicimos.

(como siempre, antes de entrar a los templos ¡hay que quitarse los zapatos!)

Al terminar, cogimos el coche y fuimos a comer a un restaurante de los alrededores.

Me olvidé de fotografiar la comida… me acordé casi al final. Jajaja

Después de comer fuimos al segundo recorrido. Este fue de una hora y media aproximadamente. Era todo tumbas y árboles. Eso sí, las tumbas eran enormes y carísimas, y los árboles gigantescos. Todo estaba muy verde y viejo. Lo que más me gustaba era encontrar sitios pequeños y medio escondidos entre los lugares. Esa es una de las cosas que más me gusta de Japón: valoran mucho los pequeños detalles. Todo estaba lleno de pequeños caminos secretos o lugares medio difíciles de encontrar. ¡Me encantan los escondrijos en la naturaleza! Son tan mágicos :3

(Fijaos en la chica que está delante con la faldita azul. Más adelante os lo diré)

¿Os acordáis de la chica que os dije?? ¡¡Pues a la salida también estaba!! Estuvimos exactamente el mismo tiempo. ¡Qué curioso!

Cuando terminamos nuestra ruta fuimos a casa de Yoshiko-san a esperar a la familia. El colegio de los nietos de Yoshiko-san (colegio primaria) quedaba cerca así que primero pasamos por allí y echamos un vistazo. Yoshiko-san entró al colegio para pedir permiso y verlo por dentro. Sólo estaba la señora que cuida el colegio, no había ni profesores ni alumnos. Nos dejó pasar pero dijo que mejor no sacara fotos porque ella no tenía derecho para dar el permiso.

 

(Abajo, la huerta de los niños)

La piscina, aunque no se ve por dentro.

Por el camino de vuelta a la casa nos encontramos con Masaki-kun (el nieto de Yoshiko-san, de 10 años). ¡Qué mono cuando me presenté y me contestó! >__< Era tan tímido. Cuando llegamos a la casa al cabo de un ratito Satori-chan (la otra nieta de Yoshiko-san, de ocho años) llegó y rápidamente nos hicimos amigas. Iba con una compañerita de su clase, y aunque al principio era un poco tímida se soltó al cabo de los minutos. Estuvimos tocando un rato el piano (las dos están en clase de piano). ¡Satori-chan es realmente buena en piano! Después tuve que convencerla para que me enseñase su cuarto porque ¡como estaba desordenado le daba vergüenza! Pero bueno, al final pude entrar y me enseñó sus peluches y pegatinas. La amiguita de Satori-chan (Sae-chan) se fue al poco rato.

La tarde fue muy familiar y entretenida. Masaki-kun había ido a jugar con sus amigos y vino como media hora después. Estuvimos viendo videoclips en la tele, les enseñé una canción que no conocían y hablamos un rato. ¡Ahh, me encantan los niños! Después cenamos todos juntos (los padres de Satori-chan y Masaki-kun, Otosan, Okasan, Yoshiko-san y yo). Al terminar, Satori-chan me pidió que le enseñase a la familia el baile de la canción que le había puesto antes en la tele (tienen internet en la tele) y al final acabamos todos bailando la cancioncita. ¡¡Fue muy divertido!! A Satori-chan le daba vergüenza bailarla conmigo ella sola (aunque sé que se moría de ganas por hacerlo) así que Otosan, Okasan y su padre se pusieron a bailar para que ella también bailase. ¡¡Qué mona era!!

Si os interesa, esta fue la canción que bailamos.

Me enseñó su tarea y leímos un cuento del libro del colegio.

¡Pero llegó la hora de la despedida! Me dio bastante pena, la verdad. Satori-chan me encantó, pasamos un buen rato juntas. ¡Es que era tan mona! Y la familia al completo fue super simpática. Mientras cenábamos estuvimos hablando de un montón de cosas, fue muy divertido. ¡La verdad es que nada puede compararse a una buena tarde familiar!

¡¡Me estoy cayendo de sueño!! Ya son las 1:45 de la noche T_T

Muchoooooos besos y ¡¡mata ashita!!